Ases calientes

Ases calientes En 2007 el director Joe Carnahan consiguió reunir en un film a más de una decena de respetados y populares actores y actrices de la gran pantalla. Todos ellos aunaron sus fuerzas en la película Ases Calientes, una cinta de acción en la que no todo es lo que parece. El argumento podría parecer simple: Dos tipos duros del FBI, interpretados por Ryan Reynolds y Ray Liotta son los encargados de proteger a un corrupto mafioso que planea testificar contra sus antiguos socios. La cosa se complica cuando la dirección del escondite secreto del mago se filtra y asesinos de todas partes comienzan a hacer su aparición con la intención de deshacerse de él. En definitiva, se trata de un largometraje en el que no se sabe quién conseguirá hacerse el primero con su ansiado trofeo, la cabeza del esquirol Buddy “Ases” Israel. Entre tanto sin sentido y tanto tiro, Ben Affleck, en la piel del avalista Jack Dupree, tiene la misión de conseguir que tan buscado personaje devuelva el dinero que debe de un préstamo. ¿Logrará su cometido? Claudio Serrano presta su voz  a tan lamentable responsable financiero en una aventura en cuya trama todos los participantes tienen más significación de la que dan a entender.